Lágrimas Negras 2013 - 2015

  • Lágrimas Negras surge como un proyecto de investigación sobre la utilización del Arte como instrumento de transformación social y concierne a los derechos humanos de la mujer. Se trata de la creación colectiva de una obra de Arte, una tapicería de 2 x 14 metros, que ha implicado la participación de 2245 mujeres de 46 países.

Tears2014

  • Dieciséis dibujos de técnica mixta. Un ejemplar original.

The human dimension of nature2012

  • Dieciocho dibujos de técnica mixta.
    Un ejemplar original.

Madrenatur 2012

  • Doce dibujos de técnica mixta. Un ejemplar original.

Caperucita Roja al descubierto2012

  • Nueve dibujos de técnica mixta. Un ejemplar original y 50 reproducciones.
  • Galerie Arielle d’Hauterives (Bruselas)

Bosques 2014 - 2015

  • Paisajes exteriores e interiores.

Los ángeles no se enamoran 2012

  • “Los placeres son un obstáculo a la deliberación racional. Mucho más, cuanto más atractivos sean. Así, en los placeres del sexo es imposible pensar en cualquier otra actividad mientras estamos absortos en ellos.” ARISTOTELES, Ética Nicomachea (cita de Posner en Sex and Reason)
  • Ateneo(Madrid)
  • 2012

Mesalinas 2011

  • La muestra representa un día en la vida de una prostituta, desde que se despierta hasta que se acuesta.
  • Galerie Arielle d’Hauterives (Bruselas)
  • 2011

Fábula sin moraleja 2011

  • “No es fácil tomar como tema la prostitución sin caer en el morbo o el sentimentalismo. Alejandra Corral lo logra mediante un lenguaje plástico que combina el collage, la frialdad de los ambientes y el tratamiento científico de los cuerpos. Se manifiesta así la esencia desnuda de cualquier relación laboral: cambiar vida por dinero.” José María Parreño
  • Exit Art Gallery, Fundación Adolfo Domínguez(Madrid)

Cowparade 2008

  • CowParade es una exposición internacional de arte público que muestra, en las calles de la ciudad que la alberga, cientos de vacas a escala real, hechas de fibra de vidrio, pintadas y decoradas por los más variados artistas locales. Esta exposición ha estado presente en 50 ciudades como Nueva York, Londres, Paris, Sao Paulo o Tokio.
  • Calle Ibiza (Madrid)/ Leche Pascual S.A.

Tómate tu tiempo2009

  • La muestra representa un diálogo entre el ser humano y el tiempo.
  • Galería Estandarte (Madrid)

Textiles2014 - 2015

  • Tapices cosidos a mano y realizados mediante la inclusión de retales y bordado.

The human dimension of nature

Alejandra Corral (2012)

Human Dimension of nature

Esta es la historia de la relación entre el hombre y la naturaleza, el primero representado en este caso por una mujer.
A lo largo del libro el personaje se va debatiendo entre su parte natural, a la que va mutilando conforme se va apropiando de su esencia humana, y esta última, que le enferma cuando lo natural en el hombre desaparece. Hasta que al final triunfa el equilibrio entre ambas, no sin antes haber pasado por varias fases: árbol, ave y flor. En esta última simplemente se deja marchitar.

Madrenatur

Alejandra Corral (2012)

Madrenatur

Es la historia de la Madre Naturaleza (Madrenatur). Madrenatur se va de vacaciones a descansar y deja a los árboles y a los animales como guardianes del bosque. Mientras ella no está, el ser humano va ensuciando el bosque. Cuando vuelve, intenta por todos los medios limpiar lo que el hombre ha contaminado, pero no es posible y este último acaba destruyendo el bosque.
Madrenatur llora y entonces empieza a llover, y con la lluvia llegan los brotes y algún ave.
Madrenatur nos implora que la cuidemos.

Seleccionado para los Creative Climate Awards

"The Human Impacts Institute es una organización internacional cuyo objetivo es incentivar la transformación de los retos medioambientales en acción social, por un mundo más justo y sostenible.

Todos los años, The Human Impacts Institute organiza los Creative Climate Awards. Estos premios son una serie de eventos anuales que muestran las obras y acciones publicas de artistas, inspiradas en el medioambiente.

Estos premios pretenden provocar, mediante la utilización de las artes y la creatividad, una reflexión más crítica sobre nuestras acciones y sus impactos, para compartir conocimientos, ampliar el discurso sobre el cambio climático, educar e incitar a la acción."

humanimpactsinstitute.org

Los ángeles no se enamoran

Alejandra Corral (2012)

No es normal encontrar a un economista presentando una exposición de pintura contemporánea. Se nos suele considerar personas grises y aburridas, dedicadas a realizar dudosos apuntes contables, estudios de marketing o a seleccionar carteras bursátiles, en el mejor de los casos. Cuando las cosas empeoran, nuestra falta de imaginación para resolver problemas económicos reales es alarmante. Dadas tantas limitaciones imaginativas, ¿cómo un economista puede ser la inspiración de cualquier manifestación artística? Bueno, pues algunos los son, y mucho, en la obra de Alejandra Corral.
Su obra, dedicada al submundo de la prostitución femenina, se inspira fundamentalmente en la obra de Richard Posner, Sex and Reason publicada en 1992. Aunque discutir sobre economía sea su hábitat natural, Posner no es economista de formación, sino juez en la Corte de Apelaciones de Chicago, profesor asociado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago y uno de los principales exponentes del movimiento relacionado con el análisis económico del derecho. Su bibliografía es inmensa – seguramente es el jurista más citado de todos los tiempos – y cuando uno asiste a alguna de sus conferencias, tiene la impresión de encontrarse con la versión adulta de aquel compañero de clase que se sentaba en la primera fila y respondía sin titubear a todas las preguntas del maestro.

Aa

Que Posner haya derivado su actividad intelectual hacia la aplicación de métodos propios de la economía en el razonamiento jurídico, con el objetivo de determinar qué reglas legales son económicamente eficientes, y sugerir qué leyes deberían ser promulgadas, no es producto del azar. La cercanía geográfica e intelectual de sus colegas economistas de la Universidad de Chicago ha sido clave para entender su orientación. En particular, Ronald Coase, George Stigler y Gary Becker (todos ellos premios Nobel) habían desarrollado los fundamentos microeconómicos teóricos de la conocida “aproximación económica al comportamiento humano”, que los nuevos representantes de la Escuela de Chicago, como Steven Levitt, han popularizado con sus exitosos Freakonomics. Puesto que el comportamiento humano es el resultado de un conjunto más amplio de valores y preferencias, la aproximación económica no supone que la motivación de los individuos venga exclusivamente determinada por el egoísmo o las ganancias esperadas. De hecho, la hipótesis de racionalidad económica solo es un método de análisis, no un supuesto sobre motivaciones particulares, que permite examinar el mundo de forma distinta. Es una forma de describir la toma de decisiones de forma racional para poder cambiarlas a medida que cambian las condiciones de nuestro entorno.

El análisis de Posner en Sex and Reason parte de antecedentes históricos basados en dos hipótesis fundamentales: i) a lo largo de la historia ha sido más fácil ser hombre que mujer, y ii) todavía hoy, se paga un precio económico considerable por ser mujer. Si a estas premisas añadimos la existencia de un mercado laboral dominado mayoritariamente por mujeres, resulta relativamente sencillo elaborar un modelo económico de la prostitución. Desde tiempos inmemoriales, los hombres han demandado más sexo del que podían obtener de forma gratuita. Como consecuencia de ello, aparece una oferta de mujeres que, por el precio adecuado, están dispuestas a satisfacer dicha demanda. Frente a la opinión pública en contra de la “esclavitud blanca”, Posner plantea la cruda realidad de que esta profesión es escogida libremente. Desde esta perspectiva, su aproximación explica perfectamente el funcionamiento del mercado. Por ejemplo, cómo los salarios (igual que en cualquier mercado) vienen determinados por la oferta y la demanda, o cómo la actuación punitiva de los gobiernos (al igual que en otros mercados ilícitos) prefiere castigar a los proveedores del servicio y no al consumidor del mismo. También encontramos referencias a la competencia, a la existencia de bienes “sustitutivos”, a la discriminación de precios o a la explicación de picos de demanda, e incluso referencias directas al problema de las “externalidades”.

El esfuerzo de Posner puede parecer quijotesco, ya que de acuerdo con la sentencia aristotélica que aparece en la introducción de su libro, la pasión sexual pertenece al dominio de lo irracional. Sin embargo, como en cualquier ámbito científico, Posner pretende derivar hipótesis de la teoría y confrontarlas con datos reales, en un intento de explicar por qué los servicios ofrecidos por las prostitutas han cambiado a lo largo del tiempo y han aparecido nuevas evidencias, nada intuitivas, sin explicación aparente.

Como en toda obra de dimensiones tan vastas, la crítica ha sido feroz. Desde el punto de vista filosófico, sobre la base de unas prescripciones normativas insatisfactorias (neutralidad moral), ya que la economía normativa nunca puede sustituir a una teoría moral “completa y justa”. Desde el punto de vista económico, la crítica se ha centrado en el intento de Posner por establecer relaciones causales entre variables económicas, utilizando datos no experimentales que, además, están obsoletos. Aunque yo pueda estar de acuerdo con esta última, ello tiene poca relevancia para la obra de Alejandra Corral. Su inspiración artística no obedece a juicios morales, ni completos ni justos; y mucho menos, a la coherencia de determinadas relaciones económicas causales. ¿Desde cuándo el arte ha estado condicionado por la realidad? En su obra que hoy presenta, no hay carga emocional, ni siquiera personal.

Como la relación que podría existir entre el cliente de un banco y su cajero automático, se trata de una pura transacción comercial. Por eso, sus heroínas (como el cajero automático) no tienen cara, ni piel, ni distintos tonos pictóricos. Solo son bocetos de cuerpos desnudos no identificables. Sin embargo, en todos sus cuadros aparecen reflejados de forma nítida los costes y beneficios de la decisión racional de sus protagonistas. La mayor ventaja de trabajar solas es no tener que compartir sus ganancias con nadie más. Los costes asociados son también elevados: soledad, incomprensión y discriminación social, posibles arrestos y maltratos; y para muchas, la imposibilidad de encontrar una pareja estable que permita crear una familia o, al menos, tener alguna salida alternativa cuando el atractivo físico mengüe. Las mujeres de Alejandra siempre están solas en la cama propia no compartida; al levantarse o mientras toman el café, y también frente al espejo, intentando reconstruir, con los polvos y el pintalabios, sus rostros invisibles pero ajados. Siempre condenadas a vivir en espacios anónimos, reducidos a la sombra de un farol que apenas luce. Tienen poco que ver con el glamour de Julia Roberts en Pretty Woman, o incluso con la hilaridad de Shirley Maclain, la inolvidable Irma la Dulce. Las heroínas de Alejandra se asemejan más a las call girls anónimas de aquel dramón que era Una casa no es un hogar, donde es difícil reconocer el rostro de una jovencísima Raquel Welch. Curiosamente, el único rostro reconocible en los carteles de aquella película era el de Shelly Winters: la madame incapaz de mantener su amor cuando revela su profesión.

Si observan con atención los cuadros, verán que la madame es el único rostro al que Alejandra también pone cara. Los caracteres que Alejandra retrata, me recuerdan a los protagonistas tristes de tantas canciones populares, desde la copla al rock. Desde Concha Piquer, con sus maravillosos Ojos verdes, hasta Elton John, con su fantástica Sweet Painted Lady. Pero si tuviera que llevarme una sola de ellas a una isla desierta, me quedaría con mi admirado Serrat y su Carmeta, cuyo último fragmento cuenta [cómo].....Se ha ido marchitando día a día como la vieja melodía que nadie canta porque los tiempos cambian. Cuando veas por el Paralelo a la vieja y al perro, háblale de entonces cuando para sentir su cuerpo quizá la hubieses cubierto de oro.

Antonio García-Ferrer
Catedrático de Análisis Económico, Universidad Autónoma de Madrid

Bosques

Alejandra Corral

Tómate tu tiempo

Alejandra Corral (2009)

La muestra representa un diálogo entre el ser humano y el tiempo. El tiempo pretende que el ser humano tome conciencia de la presencia de la vida, que no es ni más ni menos que el aquí y el ahora. Reprocha al ser humano el mundo de la prisa que ha fabricado. Claramente no funciona. ¡Nos hace pasar de puntillas por la vida! Y por lo tanto olvidarnos de vivir el presente, siempre preocupados por llegar a tiempo, llegar a ser alguien, llegar a tener tal y cual bien material...

Le sugiere que se siente y reflexione con sinceridad sobre lo que quiere realmente, sin prisas. Que se de cuenta de todo lo superfluo que nos rodea y que sin embargo creemos imprescindible. Que se despoje del adoctrinamiento social y viva a pleno pulmón.

El ser humano escucha, mira fijamente al tiempo, se desnuda y se va.

¡Tomate tú tiempo y despójate del colorante!

Lágrimas Negras

Alejandra Corral (2014 – 2015)

“Mientras se nieguen los derechos humanos a las mujeres, en cualquier parte del mundo, no puede haber ni justicia ni paz.” (Shirin Ebadi, premio Nobel de la Paz)

Este proyecto ha conseguido confeccionar una obra de tapicería en la que han participado 2245 mujeres de 46 países.
La obra consiste en una pieza central (90 x 90 cm) que representa a una mujer acostada sobre una banqueta a la que se le ha parado el corazón de dolor.
A esta pieza central se le han ido añadiendo, a medida que se han recibido, las piezas (15 x 15 cm) cosidas por las distintas mujeres que han participado en el proyecto hasta construir una obra únicacuya cuya dimensión es de 2 x 14 metros aproximadamente y que está dividida en 3 partes. Dichas piezas (Lágrimas) representan las lágrimas vertidas por la mujeres cuyos derechos humanos se violan a diario.
Todos los beneficios recaudados a través de Lágrimas Negras irán destinados al Proyecto Esperanza (www.proyectoesperanza.org) y a la Fundación Amaranta (www.fundacionamaranta.org), que luchan contra la trata de mujeres en territorio español y contra la esclavitud sexual de niñas en Asia (Siliguri, India), respectivamente.

Objetivo

El arte es un producto de la sociedad humana, por lo que los diferentes componentes de dicha sociedad influyen en su génesis y en su difusión. ¿Pero puede ser el arte una herramienta de transformación social?
Alejandra Corral confía en que así es, y por ello, en los últimos años, la temática de su trabajo ha girado entorno a este objetivo, el de remover las conciencias y con ello contribuir a dicha transformación.
El arte como instrumento de concienciación social.
Reflexionando sobre este tema, llegó a la siguiente conclusión. El mero hecho de crear necesita concentración. Si conseguía llevar a cabo una obra de creación colectiva, casi masiva, con un claro objetivo social, tendría durante todo el momento de creación de la misma, la atención plena del participante y por consiguiente la oportunidad de tener una mayor influencia sobre su conciencia.
Siempre le ha interesado el mundo de la mujer, simplemente porque es el suyo. Y la causa que ha elegido en este caso son los derechos humanos de ellas. Por ello la obra objeto de este proyecto se ha realizado bajo parámetros casi exclusivamente femeninos:
Los hombres que han querido apoyar el proyecto con su trabajo, lo han hecho como voluntarios en la confección de la obra (por ejemplo cortando cañamazos, cosiendo las piezas elaboradas por las participantes entre si, etc..).
La idea consistía en conseguir el mayor número de participantes posible, para crear una obra de grandes dimensiones, con la esperanza de que la sinergia de todas estas mujeres trabajando por una causa común, a través de la creación de una única obra de arte colectiva, tuviese como resultado la concienciación social sobre la grave lacra que supone para nuestro tiempo la existencia de la trata de personas con fines de explotación sexual. Objetivo que se ha alcanzado con creces.

La obra consiste en un tapiz realizado principalmente mediante la técnica del "petit point", que desde siempre se ha considerado como típica del sexo femenino. También se ha admitido la utilización de otro tipo de técnicas, como puede ser la del punto de cruz.

En la realización de la obra sólo han participado mujeres. Cualquier mujer que haya tenido conocimiento del proyecto ha podido solicitar su participación en el mismo, con independencia de la edad, el país de procedencia, profesión, etc.

Equipo

Alejandra Corral (Kuska): autoría, dirección del proyecto y realización artística
Yolanda Feal: desarrollo global, organización y logística
Pablo Boyer: asesoría legal
Adela Fierro: comunicación
Ana Isabel Vacas, Claudia Regina Mercado, Guillermo Otero: apoyo en logística y organización
Rober Martín: realización audiovisual

Cowparade

Alejandra Corral (2008)

El CowParade es una exhibición internacional pública que ha sido mostrada en grandes ciudades de todo el mundo. El concepto es simple: artistas locales decoran esculturas de fibra de vidrio con forma de vacas; luego las esculturas son distribuidas por el centro de las ciudades, en lugares públicos como estaciones de metro, avenidas importantes y parques. Las esculturas suelen mostrar diseños que rememoran la cultura local, así como la vida en la localidad, y otros temas de importancia local o nacional. Después de que las esculturas son exhibidas en la ciudad (durante varios meses), éstas son subastadas, y las ganancias son donadas a organizaciones sin fines de lucro. El concepto de CowParade fue creado en Zúrich, Suiza, en 1998, por el director artístico Walter Knapp.

Caperucita Roja al descubierto

Caperucita Roja al descubierto

Aa

Aa

Fábula sin moraleja

Alejandra Corral (2011)

Pasar a caminar sobre dos patas (desde entonces pies) dio lugar a que las crías humanas nacieran tan inmaduras que precisaban unos cuidados intensivos, que sólo podía ofrecer una madre despreocupada de su propia supervivencia. Necesitaba que la mantuviera un cazador, y lo conseguía intercambiando disponibilidad sexual por proteínas. De ahí surge la fidelidad de la pareja y, con el tiempo, los sonetos a Laura de Petrarca, El beso de Rodin… y Los puentes de Madison.
Como vemos, la aparición de una economía sexual es previa a la de una moral sexual. Incluso en el siglo XX, una visión económica sigue siendo útil: el extraordinario estudio del economista Richard Posner Sex and Reason (1992) analiza por ejemplo las diferencias entre la esposa y la prostituta en términos puramente económicos, con conclusiones escandalosas tanto para moralistas como para economistas.

Aa



Aa

Sirvan estas líneas como introducción a la obra de Alejandra Corral. Su temática es la vida de las prostitutas, pero su punto de vista huye de los tópicos tanto como lo hace Posner o lo hicieron los antiguos primates. No se trata de objetividad, se trata de una mezcla de desgarro y ternura que podemos llamar sentido de la realidad. Es la que se refleja en las sucesivas representaciones de actos y sentimientos, sin incurrir ni en el morbo ni en el sentimentalismo. Los escenarios son las habitaciones anónimas y el mobiliario barato que no ocultan la esencia de cualquier relación laboral: cambiar vida por dinero. Llama la atención el uso del collage, que acumula elementos tan incongruentes como son la decoración de este tipo de lugares. Pero lo más característico es sin duda la combinación entre el tratamiento plano de los fondos y el técnicamente volumétrico de las figuras. Cuerpos cuyos relieves son evidenciados mediante “curvas de nivel”, como si Alejandra tratara científicamente a sus personajes, subrayando su dimensión de organismos y no de seres conscientes.
Y sin embargo, son, somos seres conscientes, a quienes todo esto –estemos del lado que estemos- nos resulta a veces simplemente insoportable. Pero finalmente “Se vive toda vida”, como escribió el poeta Rilke.
José María Parreño



Aa

Tears

Alejandra Corral (2014)

Este libro representa a una mujer anónima, en las distintas etapas de su vida, desde su niñez hasta su senilidad. Podría ser cualquiera de nosotras. La mujer está representada como es realmente, pero también como los demás creen que es.
Lo primero se ha dibujado en un papel opaco y lo segundo en un papel translucido colocado por encima, de modo que si se levanta este último se puede descubrir la verdadera esencia del personaje que en algunos casos es muy distinta de su apariencia.

Mesalinas

Alejandra Corral (2011)

Alejandra Corral, alias Kuska, aborda la temática de la feminidad en su aspecto más radical. Para la serie de prostitutas que se puede ver hoy en la galería, los cuerpos de las mujeres, siempre blancos, están estructurados por un entramado de líneas negras que los convierten en rompecabezas o extrañas muñecas articuladas. Instaladas en un decorado compuesto por ciudades o interiores modernos, con algo de comic y un toque naïf, deambulan en una soledad misteriosa. Se trata de una ciudad nocturna, con un edificio de líneas rectas, o bien de un cuarto de baño y sus muros alicatados o de un cuarto de dormir. La representación y los colores utilizados parecen de una gran ingenuidad y juegan con una iconografía muy ilustrativa. Los collages hechos de recortes de fotografías o de elementos impresos, aportan un volumen, una segunda capa, que transforman la obra en un escenario de teatro. Estos decorados y líneas que los estructuran, convierten los papeles en cajas en las cuales los personajes se encuentran atrapados. No vemos sus rostros, más bien sus espesas cabelleras. La captura y la interpretación de la realidad son muy personales, femeninas y particulares. Se crea una tensión entre la ingenuidad de la representación formal y la dureza del tema. Pero a medida que vamos avanzando por la obra, descubrimos un sentido del humor particularmente agradable.



Textiles

Alejandra Corral (2014 - 2015)